toxina botulínicatoxina botulínica relleno facial sin cirugía

toxina botulínicatoxina botulínica relleno facial sin cirugía

Rellenos faciales

Ésta es una técnica de medicina estética no invasiva que rellena las zonas deprimidas del rostro, consiguiendo en una sola sesión recuperar la tersura de la piel, eliminar marcas de la edad y recuperar el óvalo facial.

¿De qué está compuesto el relleno facial?

Está compuesto por partículas de hidroxiapátita de calcio suspendidas en gel acuoso. Se inyectan bajo la piel, aumentando el volumen dan a tu  piel  un aspecto uniforme, liso y joven. El cambio es inmediato, estimula la producción de colágeno y ayuda a la creación en la zona aplicada. La toxina  es una proteína purificada que se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro consiguiendo su relajación, previene y suaviza las arrugas. Dermodent dispone de autorización de sanidad para la correcta aplicación.

¿Cómo funciona?

Cuando se inyectan bajo la piel, el efecto inmediato de las mismas es rellenar, aumentando el volumen facial para brindar a la piel un aspecto suave y natural. El cambio es apreciable inmediatamente.
Con el tiempo, el cuerpo va absorbiendo gradualmente el gel, pero las diminutas y finísimas micropartículas permanecen. Una vez inyectado, inicia un proceso llamado neocolagénesis o producción de colágeno nuevo. Este proceso estimula al cuerpo para que produzca colágeno nuevo y promueve el crecimiento del mismo alrededor de la zona inyectada. En muchos casos, los resultados pueden durar un año o más.
Una vez inyectado, el relleno semi permanente suaviza y corrige inmediatamente los rasgos faciales.

¿Es un tratamiento para mi?

Para  dar marcha atrás a los signos habituales del envejecimiento o abordar una cuestión de salud más seria, este relleno ofrece una alternativa simple y natural a los tratamientos invasivos. Desarrollado con los conceptos de seguridad y durabilidad muy presentes,  ofrece una versatilidad superior tanto en los usos cosméticos como en los tratamientos de reconstrucción sin los riesgos y costes asociados a la cirugía. Puesto que el relleno es biocompatible, no es necesario esperar a resultados de pruebas de alergia, y puesto que es biodegradable, se adapta maravillosamente a las necesidades estéticas de su rostro siempre cambiante.

¿Es seguro?

  • El componente principal es idéntico en composición a la parte mineral de los huesos y los dientes.
  • No contiene sustancias de origen humano ni animal.
  • El riesgo de reacción alérgica es prácticamente nulo.
  • No requiere pruebas de sensibilidad antes del tratamiento.
  • Proporciona efecto corrector inmediato.
  • Solo se necesita un tratamiento para que los resultados sean óptimos en la mayoría de los pacientes (a veces se necesita un retoque).
  • Se puede utilizar para aumentar zonas amplias, como las mejillas o el mentón.
  • Estimula al cuerpo para que produzca colágeno nuevo a lo largo del tiempo.
  • En la mayoría de los pacientes los efectos duran hasta un año o más, pero no son permanentes, lo que reduce la necesidad de repetir el tratamiento.
  • Más económico y rentable para muchos pacientes.
  • Resultados suaves, naturales y de un tacto muy parecido al del propio tejido del paciente.