hilos tensores faciales

Hilos tensores

Rejuvenecimiento facial.

Rejuvenecimiento sin cirugía y con unos resultados sobresalientes

Mediante los hilos tensores reabsorbibles es posible rejuvenecer el rostro sin recurrir a la cirugía. Es una técnica sencilla que no requiere ni cortes ni suturas. Se realiza en la misma consulta mediante anestesia local.

Se consigue levantar los tejidos faciales para corregir el descolgamiento de la mejilla, la pérdida de definición mandibular y la flacidez del cuello. Este procedimiento puede complementarse con toxina botulínica o relleno para aportar volumen y así mejorar el resultado final. Los resultados son inmediatos y, finalizado el procedimiento, el paciente puede reincorporarse inmediatamente a la vida social y laboral. Su efecto tiene una duración aproximada de un año y medio.

A medida que pasa el tiempo y envejecemos, nuestra piel va perdiendo firmeza, tersura y elasticidad. Los hilos tensores nos ayudan a prevenir la flacidez. Se trata de una técnica no invasiva muy segura,  y con resultados inmediatos, cuyo principal fin es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis con una aguja guía.

Resultados

Los efectos de los hilos tensores son instantáneos y se consigue reafirmar y fortalecer la piel de la zona tratada, otorgándole un aspecto muy natural y saludable. El resultado definitivo se obtiene cuando se forma el colágeno, entre 1 y 2 meses después de la aplicación del tratamiento.
El rejuvenecimiento suele durar, dependiendo de la tipología del paciente, hasta 18 meses, pero una de las ventajas de esta técnica es que pueden volverse a aplicar hilos para llevar a cabo retoques que logren mantener los efectos.

Postoperatorio

Después de la aplicación se pueden presentar una ligera inflamación y algún un pequeño hematoma. El paciente puede retomar su actividad cotidiana una vez finalizada la sesión.

Ventajas

  1. Sus efectos son inmediatos y se consigue un rejuvenecimiento facial muy notable
  2. La expresión del rostro no cambia después de someterse al tratamiento
  3. Se trata de una técnica de rejuvenecimiento facial muy segura que no requiere de hospitalización alguna ni anestesia
  4. No es necesario ningún preparativo particular antes de ser practicado el tratamiento
  5. Estimulan la proliferación de colágeno en la dermis
  6. Los hilos, después de ser administrados, no son visibles ni se nota su presencia
  7. Al no ser necesarias las incisiones, no se produce sangrado ni deja cicatrices o marca alguna en la piel.
  8. Los hilos coreanos, al estar compuestos de un material biológico, son reabsorbidos de forma natural en un plazo de 6 a 8 meses y no producen ningún tipo de alergia
  9. Se puede aplicar junto con otro tipo de tratamientos estéticos
  10. El tratamiento debe ser aplicado por un profesional con experiencia para evitar posibles asimetrías que puedan darse a consecuencia de una mala ejecución en la inserción de hilos
  11. Sus resultados nos son permanentes, desaparecen progresivamente . Suelen tener una duración de entre 12 y 18 meses.